martes, 30 de diciembre de 2014

Errores frecuentes en Mashups de mapas


Al principio un Mashup parece ser fácil de construir, pero combinar diferentes tipos de datos, visualizarlos en la pantalla, manejar la escala de visualización, gestionar datos en línea y trabajar con la incertidumbre en los metadatos, presenta desafíos importantes para revelar patrones cartográficamente.

Un Mashup de puntos que se hace en un mapa base de calle o de imagen, normalmente produce un resultado legible, pero un Mashup que añade datos complejos de línea, datos de polígonos o superficies analíticas suelen producir errores indescifrables de contenido gráfico.

Charlie Frye (2009) en su artículo «A Design for a Legible Map Mash­up» presenta una buena revisión de algunos de los problemas de los Mashup y da algunas sugerencias para hacerlas más legibles mediante una mejor configuración de las diferentes capas de información.
Según él, no solo los usuarios cometen errores, sino que los expertos y las compañías también pueden equivocarse al hacer un Mashup. Por ejemplo, el siguiente mapa, muestra regiones de Estados Unidos. El mapa base es un servicio de mapas en línea de ESRI. 

El color negro de los contornos de estado coincide visualmente con el color de los nombres de ciudades (Nueva York y Dallas) y también con el nombre de los estados, con lo que es muy difícil de leer algunos textos, como por ejemplo, Maine.

Mapa de estados de EEUU.
Otro ejemplo es este mapa de calor. La geografía es tan oscura que los continentes son apenas discernibles. Las opciones de color para el mapa de calor obligan al usuario a centrarse en las áreas de color amarillo brillante. Esas áreas de color amarillo brillante, crean un diseño afectivo que transmite una sensación de ardor químico. No se sabe ni cuál es el significado de los datos ni la intención del mapa.
Mapa de calor sensación ardor químico.
En el siguiente ejemplo se muestra la vista inicial de un Mashup que ubica las posiciones de los lugares que han recibido financiación según tres fuentes diferentes. En esta escala, se ven demasiados puntos y no hay manera de saber el nivel de financiamiento de un determinado sitio. En la mayoría de los casos, los nombres de lugares en el mapa base no se pueden leer, ni tampoco se aprecia con claridad la simbología de color que indica la fuente de financiación.

Mapa con simbología de color no perceptible.

Estos ejemplos ilustran claramente que no todo el mundo puede hacer un buen Mashup. Cuando hay conflicto entre la facilidad técnica de crear un Mashup y la falta de educación cartográfica adecuada o la intención por parte del creador, los resultados son a menudo decepcionantes. 

Los errores, a menudo, se cometen por intentar una solución demasiado sencilla: el mapa base esta debajo y los datos de usuario van encima. Cuando estos datos son de tipo puntual no se producen muchos conflictos, pero cuando son polígonos o superficies Raster, éstas frecuentemente tapan el mapa base y lo hacen ilegible.

La facilidad de lectura de un mapa Mashup es una premisa imprescindible, ya que es ella la verdadera esencia de este tipo de mapas: los usuarios esperan que el contenido del mapa Mashup se cree de forma rápida y sea de utilidad inmediata.

Artículo realizado por Azadeh Haghi @azade21o
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...