martes, 2 de octubre de 2012

On the Map

On The Map: Why the World Looks the Way it Does (Cover)

La cartografía ha sido y será un referente en la vida del ser humano. Muestra de ello es la importancia que está tomando en la última década y cuya manifestación se hace patente estos días. Las grandes empresas de servicios basados en cartografía y localización se están enseñando las uñas. Un ejemplo es que Apple haya tomado la decisión de tener independencia en un campo vital como es tener un servicio de mapas propio.

Simon Garfield, periodista y novelista,  ha publicado estos días su libro On the Map: Why the world looks the way it does donde hace un recorrido muy documentado, entretenido e interesante por la historia cartográfica, partiendo desde Alejandría hasta el centro de trabajo de Google Maps en la California del siglo XXI. 


Este es el 13º trabajo del autor, que adquirió mucho éxito con otra obra denominada Just my type, donde contaba historias sobre fuentes tipográficas. Sin duda, Simon da en el clavo en un momento donde la cartografía está en la cúspide de la actualidad y donde su uso se ha democratizado hasta estar al alcance de casi todos los usuarios. 

On the Map es un libro acerca de algo que nos hace humanos. Los mapas cuentan y posicionan nuestra historia. En su web Simon hace una breve introducción al libro:

 Los mapas son el reflejo de nuestros mejores y peores atributos - Descubrimiento y curiosidad, conflicto y destrucción - y traza nuestras transiciones de poder. Incluso como individuos, tenemos la necesidad de representar y trazar nuestro camino hacia el progreso, la exploración y nuestras escapadas. Los mapas nos fascinan porque cuentan historias. En este libro se examina cómo los mapas se elaboraron, quiénes fueron los encargados de hacerlo, sus pensamientos y cómo nosotros hacemos uso de ellos.
Al igual que cualquier mapa, la elección es muy selectiva, un libro acerca de los mapas es un libro acerca del progreso del mundo: los barcos más robustos del siglo XV, la triangulación a finales del siglo XVI, la medición de la longitud en siglo XVIII y la observación aérea del siglo XX. Ahora en el siglo XXI, la navegación por satélite y su uso extensivo en los dispositivos móviles, gracias a Internet, pueden llevarnos a una nueva visión de nuestras propias habilidades espaciales.

El libro parece muy interesante y puede ser una gran oportunidad para hacer un recorrido por la historia de la cartografía contada, eso sí, desde un punto de vista más divulgativo y ameno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...