martes, 31 de enero de 2012

La Comunicación científica mediante mapas

Fuente imagen: Benito et al. 2010. Amenaza Sísmica en América Central
La gran variedad de temáticas que se pueden representar en mapas nos sorprende cada día. Ya se sabe, una imagen vale más que mil palabras. Y es que la potencia del gráfico al transmitir la información es una de las mejores herramientas con las que contamos para comunicar. No obstante, elaborar buenos mapas no es trivial: el diseño cartográfico conlleva tomar una serie de decisiones que no todos estamos preparados para resolver acertadamente.

Veamos qué ocurre cuando nos disponemos a cartografiar los resultados de un estudio científico. Imaginemos que hemos estudiado un riesgo natural. La pregunta que nos hacemos es: ¿cómo comunicar eficazmente los resultados de este tipo de estudios?



Premisas: pensemos que seguramente…
  • El estudio ha sido llevado a cabo de manera colaborativa por un equipo multidisciplinar de científicos.
  • Involucra a personas de diferentes nacionalidades.
  • Arroja muchos parámetros susceptibles de ser cartografiados.
  • Los mapas serán la base del análisis de los resultados y de la toma de decisiones.
Problemas que se pueden plantear:
  • Los datos pueden tener naturaleza heterogénea (temáticas, escalas, linaje…).
  • Diferentes nacionalidades implica diferentes culturas, lo que influye en la lectura de los mapas.
  • No se puede hacer un atlas cartográfico con decenas de mapas como resultado de un estudio científico, porque no se van a leer. Hay que escoger qué hay que representar para transmitir todas las ideas posibles en el mínimo número de mapas.
  • Hay que hacer muchas pruebas hasta conseguir mapas claros, de rápida lectura e interpretación directa.
 Preguntas que se hará el cartógrafo:
  •  ¿Quién va a ser el lector de los mapas? ¿Quizá un usuario experto en la temática? ¿O acaso cualquier ciudadano los va a encontrar en la prensa?
  •  ¿En qué medio se publicarán, analógico o digital?
  •  ¿Irán en color o en B/N?
  •  ¿Los tengo que hacer en inglés?
  •  ¿Se publicarán en un visualizador para que puedan ser consultados por los miembros del equipo de trabajo desde sus respectivos países? En ese caso, ¿podrán editarse los datos?
  • ¿En qué sistema de referencia? ¿Global o el oficial del país cartografiado?
  • ¿Qué datos tengo: relativos o absolutos, cuantitativos o cualitativos, continuos o discretos?
  • ¿Cuál será mi unidad de trabajo?

“En ese caso, ¡perfecto!, ya puedo empezar”

Sí, ya ven, el cartógrafo lo resuelve así de rápido.

Aquí les dejo algunos consejos:
  • El perfil del usuario condicionará la mayoría de las decisiones.
  • La cartografía base ha de ser lo más sencilla posible, sólo elementos relacionados con la temática que ayuden a leer el mapa. El relieve resulta de gran apoyo en este tipo de mapas, pues los riesgos naturales están especialmente asociados a la Tierra.
  • Probablemente se necesite comparar mapas, por lo que habrá que mantener cierta homogeneidad en la simbolización (escalas de color, número y tamaño de los intervalos, símbolos puntuales…)
  • Puede resultar conveniente utilizar el “criterio del semáforo” (escala de color verde-amarillo-rojo para indicar peligro o riesgo poco-medio-alto), muy habitual en esta temática, porque los usuarios están muy familiarizados con él. Sin embargo, hay que utilizarlo sin incurrir en errores cartográficos (no podemos utilizar los verdes más oscuros para niveles menores de peligro o riesgo).
  • ¡Ojo con el rojo! En estos casos, el rojo siempre se va a interpretar como alto riesgo o peligro, así que no es recomendable utilizarlo con otro significado.
  • Las unidades de representación deberían ser las de gestión de los tomadores de decisiones (distritos, por ejemplo) para que la interpretación sea directa.
  • Los parámetros representados y sus unidades deberían ser los que manejen los tomadores de decisiones (altura de la inundación, nº de edificios destruidos o temperatura, por ejemplo).
  • Puede resultar útil acompañar con gráficos (barras, sectores, etc.)

Aquí les dejo lugares para consultar mapas de riesgos naturales y hacer crítica cartográfica de la que tanto se aprende.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...